Todo libro que no lleve a otro, es inútil, vacío, yermo…

diciembre 14, 2008 at 1:13 pm (Uncategorized)

Hoy dejo aqui, y después de mucho tiempo, una nueva entrada que hace referencia a una frase de Perez Reverte que tan acertadamente viene a confirmar lo que de algun tiempo a esta parte divagaba por dentro de mi “maxin”, como le decimos aquí al pensamiento.

Del mismo modo se podría aplicar a cualquier otro tipo de expresion artistica. Es decir toda aquella que te lleve a otra y a otra y a otra, como en la búsqueda de un gran tesoro, que no llegas jamás a encontrar con forma concreta pero que al final te das cuenta de que te enriquece sobremanera, extasiando hasta la última célula de tu alma. Porque seguramente en el alma también haya células, esas ciudades de la vida donde todo fluye comunmente hacia una respuesta verdadera, sumergiendo al individuo en un viaje psicodelico hasta la raiz de la naturaleza misma, juntando tiempo y física realidad. Algo parecido a lo que te está pasando ahora mismo mientra lees este texto, esta sucesión de símbolos, este camino de baldosas amarillas que sigues irremediablemente contra tu voluntad, como nuestra Dorothy de camino a ciudad Esmeralda.

Y es que las palabras no tienen sentido, las dota de sentido aquel que las lee, y es tan subjectivo que no llegarían todas la hojas del mundo para llenar de palabras un diccionario de la subjectividad.

Hoy referente a esa frase de Arturo Perez Reverte voy a comentar una serie de obras artisticas que fomentaron que encontrara particulares caminos de baldosas amarillas hacia otros puntos de partida y así hacer el viaje más apasionante que pueda existir, el de los descubrimientos, y vaya si fueron gratos.

Esta reflexión es por tanto un ritual inciático en el mundo de la búsqueda constante del arte de las pequeñas cosas, porque son las células el germen de la vida. La raiz de nuestra existencia.

Comenzaré comentando las sutiles figuras humanas que realiza Manara en sus novelas gráficas, las mejores a este lado del río Pecos. Principalmente a destacar toda la serie de aventuras de Giussepe Bergman, con H.P., sus aventuras africanas, sus asiáticas y el colofón con “Camino Oculto”, sencillamente maestras. También a destacar la aclamada “Verano Indio”, sus páginas te pueden llevar a descubrir una lectura indispensable “El último mohicano”. Además decir que el Click es su obra cumbre. De la mano de Manara podemos sumergirnos, a raiz de sus continuas referencias, en el mundo de Hugo Pratt, la quinta esencia del comic europeo, el santo grial de la aventura dibujada. No hay otro como él y su descripción de La Serenísma, de la ciudad de las 120 islas y de los 800 puentes, donde hay tantos lugares mágicos que destacar uno sería decir la corte arcana, una patio secreto llamado del arcano, donde todo puede pasar, quizas sea la puerta de entrada a ese mundo mágico que compone corto maltes en su balada del mar salado, es su viaje a Siberia o en la imprescindible fábula de Venecia.

Por tanto dos maestros italianos, hasta aqui esta primera parte, continuará, no os quiero atosigar con información a gogo. Sólo una última reseña, Los Borgia de Manara, conciso pero muy bello, como un cuadro colgado en un museo, una pequeña joya en el océano.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: